El Bajo Guadiana y sus territorios

El Bajo Guadiana o Baixo Guadiana es un territorio en el que se siente la historia. Con una personalidad muy definida y articulada en torno al río Guadiana y enmarcado entre España y Portugal participa de 5 comarcas:  El Algarve, paraíso de costa, mar y playas; El Alentejo, de extensas estepas doradas, dehesas y bosques; La Costa Occidental de Huelva, cuna del descubrimiento, extensas playas y marismas; El Andévalo, a caballo entre el litoral y la Sierra de Huelva; La Sierra de Huelva, en su parte más occidental, patria del cerdo y del mundialmente conocido jamón ibérico.

El Baixo Alentejo

El Alentejo es la región geográfica del centro-sur de Portugal. Le proponemos una ruta por el Baixo Alentejo, atravesando campos de trigo y olivos. Aquí verá: castillos y murallas, intramuros y extramuros, iglesias y conventos, llanuras y rocas, tapices, alcornocales, cerámica y mármoles.

El Bajo Alentejo está compuesto por 13 municipios: Aljustrel, Almodôvar, Alvito, Barrancos, Castro Verde, Cuba, Ferreira do Alentejo, Mértola, Moura, Ourique, Serpa, Vidigueira y Beja, su capital. Beja fue un importante punto geográfico de Portugal en la Edad Media. Su castillo tiene una Torre del Homenaje a cuyos 200 escalones merece la pena subir para ver desde lo alto el valle del Guadiana.

Una vez que haya visitado Beja, le recomendamos ir a Serpa, uno de los pueblos blancos de Portugal; a Mértola, en el Parque Natural del Valle del Guadiana; a Moura, una estación termal con abundante herencia árabe; a Monsaraz, y su Rua Direita. Cuando llegue la hora de comer deguste uno de los vinos de Borba o Regueros de Montaraz y saboree un rico plato como el cerdo a la alentejana o las migas de la región.

Pueblos del Andévalo

El Campo de Andévalo es una comarca histórica situada en la provincia de Huelva. Está ubicado entre la Sierra de Aracena, la Tierra Llana de Huelva y la frontera con Portugal, un espacio de transición entre la planicie litoral y los relieves de la zona serrana. 

Explore la comarca del Andévalo y visite algunos de sus pueblos. En Alosno encontrará las milenarias Minas de Tharsis, una profesión tan tradicional como actual, ya que en gran medida el pueblo vive de la explotación de sus recursos. 

Continuando con los pueblos mineros, déjese sorprender por Minas de Río Tinto. Sus tierras, ricas en minerales como el oro, la plata o el cobre, han sido habitadas desde la antigüedad. Entre los enclaves más interesantes se encuentran el Museo Minero y el llamado Vagón del Maharajá.

En Calañas, cuna del Fandango, podrá visitar el Embalse de La Hoya, un destino muy indicado para los aficionados a la práctica de deportes como el senderismo, la hípica, la bicicleta de montaña y el ala delta. Para las familias recomendamos realizar la actividad vía Ferrata “El Morante” especialmente indicada para personas que no están habituadas a la escalada.

Si hablamos de la gastronomía del Andévalo destacamos sus calderetas, setas como el gurumelo o la turma, las migas así como una repostería de ingredientes sencillos como las rosas, las esesitas de Calañas, los roscos, las tortas y piñonates que siempre saben mejor si se acompañan de un orujo de la zona.

Sanlúcar del Guadiana

Sanlúcar del Guadiana es uno de los municipios más especiales del Andévalo, ya que hace frontera con Alcoutim, Portugal. Su ubicación, separados por el río Guadiana, los ha convertido en un entorno de belleza inigualable.

Le recomendamos en primer lugar pasear por sus calles de casas blancas encaladas con macetas de geranios en las que parece que se ha detenido el tiempo. También visitar el Castillo de San Marcos en lo alto de la colina, la fortificación más importante construida en la frontera onubense con Portugal; también la Iglesia de Nuestra Señora de las Flores y el puerto de Sanlúcar, desde el que parten barcos hacia la otra orilla. 

Sin embargo, una de las cosas imprescindibles que debe ver y hacer en Sanlúcar de Guadiana, es recorrer los 720 metros que separan a ambos pueblos en la tirolina más larga de Europa y la única del mundo que conecta 2 países. Gracias a esta experiencia, pueden visitar los pueblos de Sanlúcar de Guadiana y Alcoutim, dos pueblos separados por un río y una frontera.

Para completar la visita, aproveche para comer en un pequeño restaurante encima del puerto en la parte portuguesa donde se pueden degustar los típicos platos de la cocina portuguesa como el bacalao, el atún a la brasa o el estofado de jabalí o relajarse al sol en la playa fluvial de Alcoutim.

Ascenso del río Guadiana

Realizar un crucero fluvial recorriendo el curso del Guadiana entre España y Portugal, le permitirá conocer la flora y la fauna de este río milenario. Disfrute de una actividad inolvidable y déjese sorprender por los pintorescos pueblos fronterizos, que bañan sus cálidas aguas.

El ascenso del Guadiana parte de Ayamonte, desembocadura del río, y se llega hasta Sanlúcar de Guadiana, aunque puede prolongarse hasta el pequeño embarcadero del Puerto de la Lajas, unos 40 km en total.

Hay muchas empresas que ofrecen este servicio con diferentes tipos de embarcaciones pero nosotros recomendamos hacerlo en un barco de vela como el que ofrece rutas marineras.

Si se encuentra en Ama Residences Andalucía con su familia, le recomendamos vivir experiencias juntos que crearán recuerdos imborrables. Con actividades como: senderismo, BTT, kayaks, rappel, escalada, tiro con arco… Viva unos días increíbles junto a tu familia en el Bajo Guadiana.